HABILIDADES SOCIALES, DE COMUNICACIÓN Y GESTIÓN EMOCIONAL DEL ENTRENADOR/A: importancia en un ámbito deportivo

HABILIDADES SOCIALES, DE COMUNICACIÓN Y GESTIÓN EMOCIONAL DEL ENTRENADOR/A: importancia en un ámbito deportivo

El diccionario de la Real Academia dice que, Entrenador/a es persona que se dedica a preparar a otra en la práctica de una actividad. Pero ¿qué herramientas nos hacen falta para poder “preparar”?. Evidentemente, muchas. Quizá lo primero que se nos viene al pensamiento sea los conocimientos teóricos (formación académica) , la fundamentación científica , pero también la experiencia. Y puede ser menos probable que lo primero que hayamos pensado sea : HABILIDADES SOCIALES y GESTION EMOCIONAL. ¿si? ¿no? (tranquilo-a, cualquiera que sea tu respuesta, lo entiendo ☺)

En mi experiencia a lo largo de estos años en el ámbito deportivo, he realizado diversas formaciones concernientes al mundo del entrenamiento y a menudo me planteo ¿qué tanto podemos aportar desde el saber del conocimiento sin una base sólida de comunicación y habilidades sociales? Pues en mi opinión, muy poco, o al menos, incompleto. Creo que existe una gran carencia emocional y relacional en muchos profesionales que nos dedicamos al trabajo con personas, bien sea del ámbito de la salud, bien de lo social. Es lo que yo llamo “huérfano-a de destrezas socioemocionales”.Porque no es lo mismo saber mucho sobre un tema concreto que saber comunicarlo. Porque no es lo mismo obtener muchos titulos académicos que obtener una buena sinergia con mi atleta. Estamos hablado por tanto Inteligencia emocional, es decir, cómo de bien nos manejamos a nosotros mismos y a nuestras relaciones, D.Goleman.

Podemos empezar a salir de los roles pasivos para comenzar a desempeñar un papel activo consciente y responsable donde nos enfrentemos a nuestras propias habilidades y emociones, nos cuestionemos cómo son éstas, y desafiemos aquello que nos gustaría cambiar.

Por ello, apostamos por el desarrollo de habilidades sociales y de gestión emocional que nos permitan completar todas las esferas de lo que un entrenador o una entrenadora –en mi opinión- debería dominar.  Y es que, quizá, la tarea no sea tan sencilla como pudiera parecer, ni si quiera, supone un `pack´que tenemos incorporado genéticamente (“lo soy o no o soy”). Algo tenemos claro y la neurociencia lo confirma: se pueden APRENDER, DESARROLLAR y MEJORAR. Por tanto, podemos empezar a salir de los roles pasivos de víctimas para comenzar a desempeñar un papel activo , consciente y responsable donde nos enfrentemos a nuestras propias habilidades y emociones, nos cuestionemos cómo son éstas, y desafiemos aquello que nos gustaría cambiar. ¡lo se! Fácil e ideal la teoría, más complicada la práctica. Pero , ¿nos merece la pena? ¿cuál es el objetivo de construir una buena base comunicacional con nuestro equipo? En términos generales, desarrollar relaciones vitales satisfactorias. Por tanto, ¿merece la pena disfrutar más de nuestro trabajo a través de vínculos constructivos con nuestros compañeros-as, jefes, clientes, deportistas, pacientes…etc.? Mi respuesta es contundente: SIN DUDA, SI. (recordemos que además, las relaciones sociales satisfactorias son un factor de protección del cerebro).

Somos seres sociales por naturaleza.  Nuestro cerebro es una evolución de miles de años atrás. Cuando pasamos a bipedestación, comenzamos a desarrollar gestos como un medio de comunicarnos, posteriormente desarrollamos la lecto escritura y la relación social con los demás. 

Como diría D.Goleman, "el cerebro emocional responde a un acontecimiento más rápido que el cerebro racional".

Pero también somos seres emocionales. Ahora mismo, tengo una emoción a medida que escribo este post y tu tienes otra emoción mientras me lees (otra cuestión es que la identifiques). Y son fundamentales para nuestra toma de decisiones. ¡si! Efectivamente, las emociones nos guían en nuestro camino por la vida. Pequeñas decisiones diarias sin evaluar constantemente cómo nos hacen sentir, las hacemos inconscientes pero con una base de aprendizaje emocional y no solo racional (que también). Como diría D.Goleman, "el cerebro emocional responde a un acontecimiento más rápido que el cerebro racional".

Es en 1830 cuando Darwin comienza a estudiar sobre las emociones básicas y las comparó con los animales.. Sin embargo, hay emociones que tienen un componente más cognitivo y por ello, son específicas de las personas (envidia, comparación, sonrojo,  verguenza,…).

No hay ninguna diferencia fundamental entre el hombre y los animales en su capacidad de sentir placer y dolor, felicidad y miseria (Charles Darwin)

En suma, las emociones conviven con nosotros y son un soporte esencial tanto para la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos como con los demás. Depende de sí mismo/a comprometernos con ello y buscar las vías que permitan ser mejores en este aspecto y obtener mejor  resultados y mayor satisfacción durante las sesiones de entrenamiento. 

Y en ese devenir, se asientan nuestras actitudes sociales, emocionales y comunicativas fundamentales para entablar relaciones de calidad y vínculos sólidos y significativos tanto en el plano laboral, como personal y familiar. Sin embargo, me doy cuenta que queda un gran camino por recorrer sobre estos aspectos en el “mundo del entrenamiento”. Cuando en realidad, debería ser una cuestión irreemplazable. Trabajamos con personas y nos relacionamos día a día con ellas, pero ¿realmente tenemos un eficiente desempeño comunicacional? ¿sabemos cómo dirigirnos a ellas cuando detectamos que algo no va bien en su estado emocional? ¿entendemos porqué unos días nuestro entrenado/a se encuentra más fuerte o con menos energía? ¿sabemos cómo influyen nuestros hábitos de la persona/s/grupo que entrenamos? ¿sabemos comunicar con asertividad? ¿conocemos qué herramientas tenemos para enfrentarnos a un posible desencuentro/conflicto? ¿nos conocemos a nosotros mismos lo suficiente como para tratar de conocer al otro? ¿miramos a los ojos a tu atleta cuando le hablas? ¿identificamos los pensamientos y las creencias propias y las de nuestro deportista? ….etc….etc….

Soy consiente que es ¡todo un mundo!, pero créeme, es un reto y un regalo espectacular que puede ayudarnos a ser cada día un poquito mejor y a desarrollarnos hacia la excelencia como entrenadore-as. ¡Merece la pena! 

Pilar Gudiel
Pilar Gudiel

  • Especialista en salud de la Mujer
  • Experta en apoyo psicosocial y cuidado de la Salud.
  • Entrenadora Personal de FSC Huelva Fitness
  • Deportista y Directora de FSC Huelva Fitness.
  • TAFAD
  • Educadora Social
 

Noticias relacionadas
TALLERES PARA LOS ALUMNOS Y LAS ALUMNAS DE LA UNIVERSIDAD DE HUELVA (UHU) - [ 21 de Mayo de 2019 ]
Suelo Pélvico e Hipopresivos - [ 19 de Junio de 2018 ]